Últimas noticias:

Los radicales en el Cubilete

Fe y vida por México

Encabezados por Monseñor Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México, y por el Arzobispo de León, don Alfonso Cortés –además de otros obispos y sacerdotes del país–, más de 40 mil jóvenes mexicanos se citaron a los pies de Cristo Rey, en el municipio de Silao, del estado mexicano de Guanajuato.


México; Cubilete, jóvenes radicales


La cifra es, de suyo, una nota que es necesario atender y comprender, porque se inscribe en medio de un acontecer nacional e internacional donde la opinión tuitera de un solo personaje sacude al mundo, agita las bolsas de valores y pone en alerta Defcon a más de algún mandatario.

Los dirigentes del Movimiento Nacional “Testimonio y Esperanza” lanzaron la convocatoria a una marcha que está en su edición XXXIV, bajo la consigna “Por mi Fe, doy la vida por México”. El significante y su significado tienen un mar de fondo, en particular, porque la imagen y el branding del evento enmarcaron la figura del joven José Sánchez del Río, mártir cristero recién canonizado por el Papa Francisco.

La temática de fondo

Vale tomar el hecho en toda su real dimensión. No fue sólo una marcha de oración y rezos; sino que los Rosarios, la exposición de Jesús Eucaristía, la Misa y los mensajes conllevaron una postura que, de acuerdo con lo que recogieron mis bellísimas lectoras y amabilísimos lectores, adquiere un impacto social y político que no puede soslayarse.

No se trató de “amarrar navajas” como acostumbramos decir en mi México lindo, pero han sido 32 años, de acuerdo con los panfletos distribuidos en la Montaña, que los organizadores consideran una “responsabilidad” realizar estas marchas, con jóvenes que “…ven sus vidas tomando en cuenta la perspectiva de Dios en ellas y dan testimonio de lo que aquí han conocido contagiados del amor de Cristo”.

El planteamiento es elocuente por sí mismo, porque –contrario a las manifestaciones que denuncian los medios y las redes sociales– no hubo atracos, asaltos, robos de pantallas de 50 pulgadas, bandidaje sobre comercios ni cohetones para enfrentar a la policía. Eso es nota, porque, como quiera que sea, son 40 mil jóvenes que se concentran en un solo lugar, y la diferencia la marcan los objetivos y el método. Mientras unos lo hacen pidiendo ocurrencias, loqueras y dislates, los chavos radicales que estuvieron en el ascenso al Cubilete, armaron todo el lío que pudieron, según expresión del Papa Francisco, para orar por la paz, el orden, la seguridad, el desarrollo y la unión de nuestro pueblo frente a todos los desafíos que percibimos.

El Testimonio y la Esperanza

Participaron 40 mil jóvenes radicales, no ubicados en un formato de geometría política de izquierdas o derechas. Radicales, porque acudieron, señalaron y apostaron por las raíces que, como dice Enrique Krauze (Reforma Enero 29, 2017), atendiendo a “lo que nos hace ser personas”; es decir, a los valores de orden superior, como la fe, la generosidad, la entrega y el trabajo a favor de la paz y la convivencia armónica; porque, como destaca el material promocional de la Marcha: “Actualmente estamos sumergidos por un sinfín de situaciones y hechos que afectan directamente a la vida y atacan a nuestra sociedad; hechos que nos han robado nuestra paz y ahora, se ve directamente afectada la familia e infancia…”

Este formato de testimonio de miles de jóvenes en el Santuario de Cristo Rey, contagió al Nuncio Franco Coppola, al grado de comprometerse a subir la Montaña, el próximo año, caminando al lado de los chavos.

Para este escribano el evento adquirió un nuevo matiz, definitivamente inesperado: el compromiso verbalizado de esos muchos miles de jóvenes, enarbolando su razón… una razón sintetizada en la expresión: “Por mi Fe, doy la vida por México”. Algo que los anarquistas que roban y asaltan como método de protesta, jamás podrán entender.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar